• Datos del abogado.  Carlos López, abogado colegiado 70.789 del Colegio de la Abogacía de Madrid.
  • Objeto del encargo y honorarios. El cliente y el abogado pactarán por escrito el alcance del encargo a realizar por el abogado y los honorarios a satisfacer por el mismo.  Los honorarios serán libremente convenidos por las partes y se podrán determinar por proyecto, a tanto alzado o mediante la fijación de un precio por hora. En este último caso, el abogado emitirá un reporte mensual del número de horas dedicadas.  
  • Régimen de contratación. Los encargos se ejecutarán en régimen de arrendamiento de servicios y de acuerdo con las normas de deontología profesional que regulan el ejercicio de la abogacía.
  • Independencia. El abogado podrá renunciar a la defensa o al asesoramiento que le haya sido confiado en cualquier fase del procedimiento sin causar indefensión, de conformidad con lo establecido en el Estatuto General de la Abogacía Española.
  • Forma de pago. Los honorarios serán satisfechos contra la presentación de las facturas.  Las facturas se abonarán mediante transferencia bancaria en el plazo de treinta días.  
  • Honorarios de otros profesionales. Los honorarios no incluyen los de otros profesionales que deban intervenir, tales como peritos o procuradores, ni otros gastos asociados al procedimiento como el relativo al otorgamiento del poder para pleitos y los depósitos o tasas judiciales. 
  • Responsabilidad civil. La responsabilidad civil del abogado se limita a diez veces el importe de los honorarios acordados y satisfechos para cada uno de los asuntos.
  • Secreto profesional. El abogado guardará el debido secreto profesional en el desarrollo del encargo.
  • Condena en costas. En caso de condena en costas a favor del cliente, este será el beneficiario de las mismas, salvo pacto en contrario entre las partes.  En caso de desestimación de la pretensión de cliente, el tribunal puede imponer a éste la obligación de pagar las costas causadas a la otra parte. Los honorarios de los procuradores se fijan mediante arancel. Los honorarios de otros profesionales que no se fijan por arancel no pueden ser superiores a la tercera parte de la cuantía del proceso, salvo que en la resolución judicial se establezca que se litigó con temeridad.
  • Prevalencia. Las condiciones específicas que, en su caso, pacten las partes prevalecerán sobre las anteriormente reseñadas en caso de contradicción.